Encontraron muerto a Martín Licata, el periodista desaparecido desde el sábado

Política 22 de noviembre de 2018 Por
El joven había recibido amenazas y habría sido abordado por agentes de civil. La familia temía que su desaparición estuviese vinculada a esos antecedentes.

matías licata

Finalmente se confirmó que el cadáver que apareció maniatado y asfixiado en un hotel alojamiento de barrio Floresta en Buenos Aires corresponde a Martín Licata, el periodista de 27 años que estaba desaparecido desde el sábado y era intensamente buscado.

En las últimas horas del miércoles, el fiscal que llevaba adelante la investigación, ya tenía la certeza de que se trataba de Licata por la comparación entre las fotos del cadáver y la documentación que había entregado la familia para que fuera encontrado. La madre del joven fue llevado por la división Homicidios de la Policía de la Ciudad y reconoció el cuerpo por una cicatriz que tenía.

El joven, que se desempeña en varios medios (La Batalla Cultural, Kontrainfo y Sudestada) en los que firmaba con el seudónimo Martín D'Amico, había recibido amenazas a través de Facebook y habría sido abordado hace unos meses por agentes de civil y la familia temía que su desaparición estuviese vinculada a esos antecedentes. Tras conocerse la noticia, desde el medio La Batalla Cultural emitieron un breve comunicado en las redes sociales y advirtieron: "No es lo que ellos quieren hacer parecer que es".


Este martes los investigadores comenzaron a relacionar la desaparición del chico con un cadáver que había aparecido en un albergue transitorio y que hasta el momento no había podido ser identificado porque el RENAPER no había enviado los resultados del estudio de huellas dactilares.

El pasado sábado, cerca de las 14, una empleada del hotel alojamiento ubicado en la calle Falcón al 3000 dio aviso al 911 de que había un cadáver en el interior de una de las habitaciones. Cuando los efectivos llegaron se encontraron con un cuerpo masculino. En el lugar no se encontró ningún tipo de documentación que pudiera ayudar a identificar a la víctima, que luego se supo que se trataba de Licata.

El conserje del hotel declaró ante los oficiales que ese mismo día a las 11.30 el hombre había ingresado caminando con una joven de aproximadamente 25 años. También señaló que dos horas más tarde la chica se había ido sola y que cuando quiso retenerla, ya que una persona que ingresó acompañada no puede retirarse en soledad, se le "escapó". No hay registros de cámaras de seguridad porque estaban rotas.

La autopsia que se le realizó al cuerpo de Licata, cuando todavía era un NN, indicó que murió por asfixia por compresión. Es decir, lo estrangularon.

Un dato que llama la atención es que el celular de la víctima nunca apareció. Según declaró la madre, el periodista se llevó su teléfono cuando se fue de su casa. Sin embargo, el aparato no se encontró en la escena del crimen. Los investigadores creen que pudo habérselo llevado su acompañante. En las próximas horas se pedirán los informes para determinar por donde se movió según el GPS.

Ahora la investigación por la muerte quedó en manos del fiscal Marcelo Roma. Las primeras medidas que se van a realizar tendrán como objetivo identificar a la misteriosa mujer que tras la muerte de Licata se fue del hotel alojamiento.

Familiares de Martín Licata convocaron a una conferencia de prensa para este jueves a las 10 en la sede de la CTA-Capital y a una concentración en Rivadavia y Mariano Acosta a las 18.30. Desde el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) se habían manifestado en las redes pidiendo respuestas urgentes.

Te puede interesar

Te puede interesar